Articulo de Revisión: Enfermedad Celiaca, Nuevos enfoques de tratamiento

La enfermedad celiaca se maneja con un tratamiento dietético basado en el retiro, de por vida, del gluten de la dieta. Es importante conocer nuevas terapias, pues quitar el gluten de la dieta a veces es difícil y no siempre efectivo.

 
El trigo, la cebada y el centeno son granos con contenido de gluten que provocan diversas manifestaciones. Algunas características clínicas son la fatiga, pérdida de peso, diarrea, anemia, osteoporosis y depresión. La principal afección es el daño intestinal, ésta trae consigo la atrofia de la vellosidad intestinal, hiperplasia (aumento de tamaño) de las criptas y linfocitosis intraepitelial (aumento de linfocitos T).
Actualmente, se están desarrollando nuevas terapias teniendo como punto de referencia las vías que provocan esta enfermedad. Las terapias alternativas van desde la producción variedades de trigo que no causen daño al consumidor hasta enfoques inmunomoduladores (para el tratamiento a nivel intestinal). Otras terapias como la ruptura de las enzimas del gluten y la inhibición de la permeabilidad del intestino para bloquear el paso del gluten han demostrado ser prometedores en estudios clínicos.
 También, la celiaquía se relaciona con manifestaciones extraintestinales como la Dermatitis Herpetiforme y la neuropatía. Aquellos pacientes que no son tratados pueden desarrollar osteoporosis, esprúe refractario (no responden a la dieta exenta de gluten) y linfoma maligno, pero son totalmente prevenibles si se hace un diagnostico temprano y terapia. El diagnostico se confirma con un examen serológico y biopsia duodenal.
 La dieta exenta de gluten es la terapia más efectiva para mejorar síntomas y prevenir complicaciones. Sin embargo, el costo y sus restricciones tienen un impacto adverso sobre la calidad de vida de los pacientes. Lo más difícil es la tentación, motivación a consumir una dieta normal y la dieta sin gluten. Además puede que no haya una recuperación completa del intestino. Es por esto la importancia de otras terapias.

La comprensión de las distintas vías patógenas que causan la enfermedad celiaca ha desarrollado nuevos enfoques terapéuticos.
Tanto la respuesta propia (innata) como la adquirida (adaptativa) se encuentran involucradas con la patogénesis de la enfermedad celiaca. En aquellos individuos genéticamente susceptibles, el consumo de gluten los lleva a reconocer la gliadina (componente del gluten) mediante los linfocitos T. Los péptidos de la gliadina como respuesta de las células B activan las células T específicas del gluten.

La interacción de estas células provoca la estimulación de las células secretoras de anticuerpos y producen un proceso inflamatorio que resulta en la destrucción de la mucosa intestinal y la aparición de la enfermedad.

La respuesta adaptativa es específica y necesaria de la enfermedad, mientras que la respuesta innata no es específica pero si necesaria. Por lo tanto, cualquier enfoque terapéutico dirigido a una de los dos tipos de respuesta puede ser útiles para su tratamiento.

Por el momento, la dieta libre de gluten es el único tratamiento práctico para pacientes con enfermedad celiaca.
Nut Ximena Arbulú
Resumen y traducción
Review Article: Coeliac Disease, New Approaches to Therapy
S. Rashtak; J. A. Murray
Medscape.com

Comentarios

  1. Me parece super valiosa la informacion sobre la celiaquía me gustaria saber que minerales y vitaminas se encuentran alterados por esta enfermedad y si es que hay recomendaciones para evitar que los minerales y vitaminas esten disminuidas. gracias :)

    ResponderEliminar
  2. Sin duda que los avances sobre el conocimiento de la patogenia de la enfermedad no se han podido traducir en nuevos tratamientos que seguramente aparecerán en el correr del tiempo. Se debe intensificar la realización de una dieta sin gluten.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Qué pueden comer y Qué NO pueden comer los celiacos